Republic of Honduras / República de Honduras Democracy and Citizen Security Democracia y Seguridad Ciudadana


Usted esta en : Democracia y Seguridad Ciudadana / Indice / Panorama general de la seguridad ciudadana

Panorama general de la seguridad ciudadana

[English]

El crimen y la violencia son una de las principales fuentes de inseguridad en América Latina hoy día, y la situación actual en Honduras refleja esta misma realidad. Según un estudio realizado por las Naciones Unidas en 2005, los hondureños perciben a la violencia como el problema más importante del país, después de la pobreza y el desempleo [1]. El estudio también mostró que la tasa de homicidios en Honduras en 2005 fue de 37 por cien mil habitantes, casi el doble de la tasa promedia en América Latina. En particular, la violencia contra las mujeres y los niños es alarmante. En 2006, más de 400 niños y jóvenes perdieron su vida, y en 2007, 200 mujeres y niños fueron asesinados [2]. Cada vez más inseguros, miles de hondureños se unieron en principios de 2008 en la ciudad de San Pedro Sula en la denominada "Marcha del Silencio" para protestar contra la violencia y la delincuencia crecientes [3].

Una de las mayores fuentes de inseguridad en Honduras en la actualidad son las maras, pandillas urbanas compuesta por jóvenes que habitualmente están involucrados en acciones violentas. La Mara Salvatrucha (también llamada M-13 o MS) es una red de pandillas violentas que se originó en El Salvador y se ha extendido a muchos países en el norte de América Central, incluyendo Honduras. El 23 de diciembre de 2004, uno de los crímenes de los MS-13 que recibió mayor publicidad en Centroamérica ocurrió en Chamelecón, Honduras, cuando las pandillas secuestraron un autobús interurbano y mataron a 28 pasajeros, la mayoría de los cuales eran mujeres y niños [4]. El tema de las maras también está relacionado con el problema del narcotráfico, ya que sus actividades incluyen el tráfico ilegal de drogas, especialmente entre los países de América Central y América del Norte. Por eso, las autoridades hondureñas se han enfocado en combatir a las maras, mediante planes y acciones dedicadas a desmantelar estas redes de delincuencia. Estos planes incluyen el Programa Nacional de Prevención de Pandillas, cuya misión es fortalecer las instituciones que trabajan a favor de la prevención y rehabilitación y reinserción de personas en riesgo social (como los miembros de las maras). Actualmente, hay entre 600 y 700 jóvenes miembros de las maras en la cárcel [5].

Para abordar la cuestión de la seguridad ciudadana, el gobierno de Honduras ha puesto en marcha una serie de comisiones especiales y programas destinados a proteger la seguridad de los ciudadanos. Por ejemplo, en respuesta al problema del maltrato de las mujeres, el gobierno de Honduras creó el Plan Contra la Violencia hacia la Mujer, que procura formular programas con enfoque de género para promover un estado de salud y seguridad para este sector de la población. Según las Naciones Unidas, ha habido algunos cambios positivos en esta área, probablemente gracias a programas como este. En particular, según el índice de Desarrollo de Género, el nivel de igualdad entre hombres y mujeres ha incrementado de 0.585 en 1991 a 0.640 en 1999 a 0.650 en el 2003 [6]. El gobierno también cuenta con el apoyo de varias organizaciones locales e internacionales que están involucradas en la protección de la seguridad pública. Por ejemplo, el Programa de Gobernabilidad de las Naciones Unidas Honduras, en el área de Seguridad y Justicia, tiene por objetivo promover una cultura de paz y convivencia ciudadana mediante el acceso a la justicia y el fortalecimiento institucional de los actores del sistema [7].

Hoy en día, la cuestión de la seguridad ha captado la atención de varios sectores de la sociedad, ya que este tiene efectos notables sobre el desarrollo económico y social de la región. En un contexto de inseguridad, los gobiernos locales se ven forzados a gastar grandes partes de sus presupuestos para luchar contra la violencia y como consecuencia gastan menos en programas sociales y desarrollo económico (PNUD, 2008) [8]. En Honduras, los altos indices de criminalidad han llevado al gobienro a poner la lucha contra la violencia entre sus mayores prioridades. Sin embargo, como ha indicado la grande "Marcha del Silencio" a principios del año, el pueblo hondureño sigue sufriendo por causa de la delincuencia, la violencia y la falta de seguridad.

--------------------------------

[1] UNDP Honduras - http://www.undp.un.hn/Gob_Fortalecimiento_SS.htm

[2] Amnistía Internacional, 2008.

[3] La Prensa Hondura - http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/resumen/29562

[4] BBC News - http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/4124133.stm

[5] Amnistía Internacional, 2008.

[6] PNUD

[7] PNDU - http://www.undp.un.hn/Gob_Fortalecimiento_SS.htm

[8] Ibid.

 

Última actualización / Last update: Septiembre 25, 2008